Publicado el

you make me feel

En la vida hay que ser generoso… hay que ser generoso. Me lo repito a menudo. Siembra, por el gusto de dar.
No busco referentes. No existe lo redondo, somos collages hechos de verdad y de relleno de gomaespuma. Ayer despedazaba con la mente a dos de esas personas que forman mi nube de luciérnagas. Mira, ella una vez me hizo sentir en casa. Y él, el otro en quien pensaba, me ha enseñado a apreciar la ambición como un antídoto de la desidia y el aburrimiento.
Adoro la duda, la inquietud y esa electricidad estática que hace saltar chispas cada vez que toco la vida. Hay tanta gente dormida, y yo estoy despierta, cada vez más. Hay que ser generoso.
La luz está ahí, en trocitos. Mi nube de luciérnagas llena el paisaje de referencias que me recuerdan que entre tanto zombie de camino hacia el polvo hay trozos de vida tan ricos como el mundo.

Anuncios

Piensas, luego escribes. ¿Verdad que si?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s