Publicado el

Yo critico, yo busco excusas, yo justifico mis errores con los de los demás, yo me desahogo con el débil, yo espero a las condiciones ideales, yo me rindo, yo me comparo… constantemente.

NADIE TE EXIGE, NADIE TE DICE LA VERDAD DE LO QUE PIENSA SOBRE TI, NADIE TE TRATA SEGÚN TUS ACTOS, NADIE SE PARA A CONOCERTE, NADIE QUIERE HABLAR DE TUS IDEAS, NADIE TE DIRÁ NUNCA LO EQUIVOCADO QUE ESTÁS A SUS OJOS.

…no se exige a los “desfavorecidos” para darles; se les idealiza como víctimas inocentes destino de dinero que limpia conciencias y calma deseos de cambio. La cultura del esfuerzo y del trabajo está en vías de extinción; la cordura, la cultura, la sutileza, el conocimiento… Todos se olvidan de ellos: de los que ganan una vida más desahogada porque capitalizan el esfuerzo, de los que cumplen normas, pagan impuestos y gastan con moderación y conciencia, de los que tienen conciencia de grupo y consciencia del bien común. Los libre-pensadores están en vías de extinción; tan incómodos parecen ahora. Con tan dolorosa amputación se cambia la faz de la sociedad para convertirla en una foto de dos dimensiones: la de los conductores dueños del bienestar y del conocimiento, y la de la masa inconsciente, ignorante y maleable. Los ataques indiscriminados a ciertos salarios, a los funcionarios, a los que viven en ciertos barrios, a los que ejercen ciertas profesiones, a los que tienen determinado aspecto y posesiones, son ataques al bienestar de aquéllos que en muchos casos han ganado y ganan su pedazo de vida con el sudor de su frente. Ellos no se rindieron ni buscaron excusas.

Tú y yo no somos iguales. Actos, decisiones, cobardía, esfuerzo, perseverancia, reflexión. Todo pesa en tu presente. Puede que nos veamos cara a cara en cada etapa del camino, puede que cada gramo de mi esfuerzo sea devorado por una masa ávida de carroña. Pero no será en vano. Yo no me sumaré a las miríadas de golpes que entre todos y ninguno crean esta sociedad tan deforme. En el final podrás reconocerme por mi conciencia limpia, por haber conocido la paz de vivir con un rumbo y unas ideas, por no haber pesado en el lado de los que por confusión, convicción o desidia ponen cada día otro ladrillo en el muro.

Mi futuro no es dejar otra mancha absurda en un mundo que podía ser tan bello.

Anuncios

Piensas, luego escribes. ¿Verdad que si?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s